Tipos de cerraduras que existen en el mercado

Tipos de cerraduras que existen en el mercado

Una cerradura es un mecanismo, normalmente de metal, que se utiliza en puertas, ventanas, u otro tipo de elementos, para cerrarlos y evitar que terceras personas puedan acceder. De esta forma podemos proteger su contenido, ya que no podrá ser abierto sin una llave o mecanismo que lo permita.

Las cerraduras son un elemento fundamental para proteger el interior de una vivienda o negocio. Las puertas acorazadas son una de las opciones más seguras, ya que cuentan con los sistemas más innovadores de seguridad y marco de acero incluso sin necesidad de obra si procede a criterio de un técnico especialista.

Hoy en día es importante disponer de los más avanzados sistemas de seguridad ya que los ladrones también cuentan con las últimas herramientas del mercado para poder asaltar viviendas y negocios.

Además, también es importante tener en cuenta la importancia de cambiar cada cierto tiempo la cerradura de nuestra vivienda o negocio. Sobre todo si detectamos fallos o deficiencias.

Si te estás preguntando cuál es la cerradura más segura te diremos que existen multitud de opciones en el mercado. Elegir una u otra dependerá del lugar en el que vaya a ser instalada.

Si tenemos en cuenta que alrededor del 80% de los robos se producen forzando la puerta, mediante un sistema denominado bumping, es importante buscar una cerradura que nos proteja. Para ello podemos encontrar cerraduras con sistemas antibumping.

Si es la primera que lees este término, te explicamos en qué consiste exactamente el bumping y por qué es un método muy utilizado por los ladrones.

Bumping: qué es y en qué consiste

El denominado bumping consiste en introducir en la cerradura una llave manipulada. Una vez introducida, esta será golpeada de forma rápida y seca, generalmente por un martillo o una herramienta similar, para hacer bailar los pistones del cilindro de la cerradura. Es en este momento cuando será posible girar la llave para poder abrirla y acceder al interior.

Este método puede durar alrededor de 1 minuto, para aquellos ladrones que conocen la técnica, y no daña la cerradura aparentemente. Por lo que al ver la puerta en un simple vistazo no se aprecia que ha sido manipulada.

Esta técnica tiene su origen en el oficio de cerrajero que emplea esta técnica, de forma legal y autorizado por los propietarios, para poder abrir puertas en caso de ser necesario.

En Prosemur, como expertos en seguridad, te recomendamos instalar una puerta acorazada con cerradura antibumping.

Es importante señalar que no existe puerta 100% resistente a todo tipo de ataques, pero sí garantizan un alto nivel de resistencia y seguridad frente a ataques externos.

Las puertas acorazadas con cerradura antibumping están especialmente diseñadas para ataques de este tipo presentando una mayor resistencia. Los bombines de este tipo evitan que el ladrón, al introducir la llave, pueda golpearla y dañar el interior.

También existen cerraduras antibumping que eliminan la raíz del problema directamente. Si el ataque se realiza a través de la cerradura, una solución para evitarlo es ocultar la cerradura.

Tipos de cerraduras más conocidas en el mercado

Existen infinidad de cerraduras en el mercado. Elegir una u otra dependerá del lugar en el que vaya a ser instalada y del grado de seguridad necesaria. A continuación, te explicamos algunos de los tipos de cerraduras más utilizadas del mercado.

  • Cerraduras multipunto: Las cerraduras multipunto están formadas por una barra que recorre el marco de la puerta. Esta barra cuenta con varios puntos de cerradura, colocados a distintas alturas de la puerta, y que se activarán al girar la llave.
  • Cerraduras de sobreponer: Este tipo de cerraduras normalmente son instaladas en lugares donde quieren conservar la puerta si esta merece la pena se refuerza con un blindaje y se coloca la cerradura con sus distintos puntos de anclaje por el interior de la vivienda o despacho.
  • Cerraduras antipánico: Las cerraduras antipánico en puertas acorazadas, se instalan con una manilla de apertura por interior que al accionarla se desbloquean los pestillos.
  • Cerradura electrónica o digital: Este tipo de cerradura normalmente se realiza en empresas. Puede ser apertura con tarjeta, huella dactilar o código. Lo que la convierte en una opción innovadora.

Si tienes cualquier duda no dudes en consultarnos y estaremos encantados de informarte sobre qué tipo de cerradura es la más adecuada en tu caso.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp